vinoslapalma@vinoslapalma.com922 444 404
Está usted aquí: Bodegas Elaboración

Elaboración

La elaboración, el almacenamiento y, en su caso, el envejecimiento se realizará exclusivamente en bodegas ubicadas en su Zona de Producción, e inscritas en los registros correspondientes del Consejo Regulador. Además, deberán estar dadas de alta en el Registro de Industrias Agrarias de la Comunidad Autónoma.

Los procesos de elaboración son los siguientes:

Vinos blancos secos. El mosto obtenido por estrujado y prensado de la uva, con o sin despalillado, con o sin maceración, con o sin desfangado y se procede a su fermentación controlada a temperatura ≤ 25ºC hasta alcanzar una concentración de azúcares reductores en el vino ≤ 4 g/l en glucosa.

Vinos blancos semisecos, semidulces y dulces. Su elaboración se realizará igual que para los vinos secos, 1) interrumpiéndose la fermentación alcohólica en el momento apropiado para conseguir el nivel adecuado de azúcares residuales; o 2) realizando la edulcoración de los vinos secos de acuerdo con los requerimientos del anexo ID del Reglamento 606/2009.

Vino Malvasía seco. Vino blanco seco elaborado con al menos con el 85% de la uva perteneciente a la variedad Malvasía.

Vino blanco con madera. Vino que sigue el proceso descrito para la elaboración de los vinos blancos, salvo que la finalización del proceso fermentativo se realiza en barrica de roble, castaño, tea y nogal, de 600 litros de capacidad máxima, donde permanece un periodo mínimo de 1 mes después de acabada la fermentación alcohólica.

Vino blanco Barrica. Vino que sigue el proceso descrito para la elaboración de los vinos blancos, salvo que la finalización del proceso fermentativo se realiza en barrica de roble, castaño, tea y nogal, de 600 litros de capacidad máxima, donde permanece un periodo mínimo de 1 meses después de acabada la fermentación alcohólica”.

Vinos rosados. Obtenidos a partir de un mínimo del 25% de uvas de variedades tintas. La uva despalillada y estrujada se somete a una fermentación – con o sin maceración con los orujos, seguida del sangrado del mosto – vino, y la continuación de su fermentación alcohólica a temperatura ≤ 25ºC hasta alcanzar una concentración de azúcares reductores ≤ 4 g/l en glucosa.

Vinos claretes. Se podrá utilizar el término clarete para vinos obtenidos con un mínimo del 25% de uvas tintas, de acuerdo con la Orden ARM/3219/2008 del Ministerio del medio ambiente y medio rural y marino, y elaborados de la misma forma que los vinos rosados.

Vinos tintos secos. Obtenidos con un mínimo del 50% de uvas de variedades tintas. La uva despalillada y estrujada se somete a una fermentación – maceración con los orujos, a una temperatura ≤ 30°C, hasta alcanzar un contenido adecuado de polifenoles en el mosto- vino. Posteriormente, se realiza el descube, el prensado y, si es necesario, la continuación de la fermentación alcohólica hasta alcanzar una concentración final de azúcares reductores ≤ 4 g/l en glucosa.

Vintos tintos semisecos, semidulces y dulces. Su elaboración se realizará igual que para los vinos tintos, y podrán contener azúcares residuales y para ello 1) se interrumpirá la fermentación alcohólica en el momento apropiado para conseguir el nivel adecuado de azúcares residuales; o 2) se realizará la edulcoración de los vinos secos de acuerdo con los requerimientos del anexo ID del Reglamento 606/2009.

Vino de Negramoll. Vino elaborado con al menos el 85% de uva perteneciente a la variedad Negramoll. Estos vinos se elaborarán igual que los vinos tintos secos.

Vinos de maceración carbónica, Obtenidos exclusivamente de uvas de variedades tintas. La uva se sitúa en un ambiente rico en CO2 para facilitar el desarrollo de la fermentación intracelular. Posteriormente, se procede al sangrado del mosto-vino y al prensado de la vendimia con o sin despalillado – estrujado previo y se continúa con la fermentación alcohólica, a una temperatura ≤ 28ºC, hasta alcanzar una concentración final de azúcares reductores ≤ 4 g/l en glucosa.

Vino tinto madera. Vino tinto o de Negramoll que se somete a envejecimiento en barrica de roble, castaño, tea o nogal de capacidad máxima de 600 litros durante un periodo mínimo de 1 mes.

Vino tinto Barrica. Vino que sigue el proceso descrito para la elaboración de los vinos tintos, salvo que la finalización del proceso fermentativo se realiza en barrica de roble, castaño, tea o nogal de 600 litros de capacidad máxima, donde permanece un periodo mínimo de 1 mes después de acabada la fermentación alcohólica”.

Vinos tintos de crianza, reserva y gran reserva. Siguen un proceso de vinificación equivalente a de los vinos tintos, de la que sólo se diferencia en la temperatura, que podrá alcanzar los 35°C, y en la duración de la maceración con los orujos, que se prolongará hasta conseguir la concentración suficiente de compuestos fenólicos que garantice su evolución futura. El proceso de envejecimiento se realizará en los envases y durante los periodos de tiempo mínimos establecidos por la Ley 24/2003, de 10 de julio, de la Viña y del Vino.

Vino de tea. Vino blanco, rosado, tinto o de Negramoll, producido de la subzona Norte de La Palma, que sigue un proceso de vinificación semejante al descrito en este documento para los vinos sin envejecimiento, y al que posteriormente se somete a una estancia máxima de seis meses en envases de madera de Pinus canariensis (Pino de tea). Estos tipos de vinos se ajustan a las especificaciones contempladas en el Anexo XII del Reglamento 607/2009.

Vino naturalmente dulce. Vino procedente de uvas sometidas a un proceso de sobremaduración en la misma planta, con o sin Botrytis. El mosto obtenido por estrujado y prensado de esta uva, con o sin despalillado, y que tiene una concentración de azúcares no inferior a 289 g/l, se somete a fermentación alcohólica a temperatura ≤ 25ºC hasta su parada natural. El producto final tendrá un contenido mínimo de azúcares residuales de 45 g/l en glucosa. En su producción, se estará a lo dispuesto en el punto 15 del anexo XI ter del Reglamento (CE) nº 491/2009. Estos vinos pueden sufrir un proceso de envejecimiento, en barrica de roble de capacidad máxima de 600 litros, durante un periodo mínimo de 1 mes.

Vino de licor. El mosto obtenido por estrujado y prensado de la uva, con o sin despalillado, y que tiene una graduación alcohólica probable mínima de 15 % Vol, se somete a fermentación alcohólica a temperatura ≤ 25ºC hasta su paralización por adición de alcohol vínico de algunos de los tipos aceptados por la Legislación Vigente. El producto final tendrá un contenido mínimo de azúcares residuales de 45 g/l en glucosa. En su producción, se estará a lo dispuesto en el punto 3 del anexo XI ter del Reglamento (CE) nº 491/2009. Además, cuando estos vinos cumplan lo dispuesto en el anexo III, letra B, apartado 6, del Reglamento 606/2009 podrán ostentar la mención específica tradicional “vino dulce natural”.

Vino espumoso. El mosto obtenido por estrujado y prensado, con o sin despalillado, se desfanga y se procede a su fermentación controlada a temperatura ≤ 25ºC hasta alcanzar una concentración de azúcares reductores en el vino base ≤ 4 g/l en glucosa. En su producción se estará a lo dispuesto en el punto 5 del anexo XI ter del Reglamento (CE) nº 491/2009. Las características fisico-químicas y sensoriales de los vinos base se corresponderán con las de los vinos blancos, rosados o tintos. El periodo de crianza en botella, incluida la segunda fermentación, deberá tener una duración mínima de 9 meses. Los vinos espumosos se denominarán atendiendo a su riqueza en azúcar residual.

Antes de su expedición, los vinos podrán someterse a tratamientos de clarificación y filtración que respetan al máximo su composición y personalidad.

Los mostos y vinos se podrán acidificar con los productos, dosis y procedimientos contemplados en la Legislación Vigente.

 
e-max.it: your social media marketing partner

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Si continúa navegando o pulsa el botón "Aceptar" dará el consentimiento a la instalación de dichas cookies. Uso de cookies.